22 de August del 2016

BONIFICACIONES PARA AUTÓNOMOS 2016

España cuenta en la actualidad con una serie de bonificaciones para trabajadores autónomos, que suelen aplicarse directamente a la cuota que deben pagar a la Seguridad Social. Al margen de éstas, tienen también otra serie de ayudas destinadas a mejorar aspectos sociales y compatibilizar la vida familiar y laboral de un autónomo. A continuación repasamos todas con la intención de que conozcas en profundidad esta forma jurídica, que te permitirá emprender y crear una actividad profesional por cuenta propia.
 
Bonificaciones y ayudas para autónomos
 
Cada trabajador autónomo tiene que pagar una cuota mínima de unos 260 euros mensuales, en concepto de cuota a la Seguridad Social. Digamos que este es el precio por estar dado de alta como autónomo, independientemente de lo que se ingrese. Sin embargo, existen una serie de bonificaciones y ayudas que permiten reducir este pago mensual, especialmente en el inicio de la actividad:
 
1) Nuevos trabajadores que se dan de alta o que no lo han estado en los 5 años inmediatamente anteriores en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA). Estos autónomos tienen una reducción que supone pagar solo 50 euros al mes por la cuota de contingencias comunes. Esto se aplica en los 6 primeros meses desde que son dados de alta en la Seguridad Social.
 
En el caso de que estos nuevos autónomos opten por una base de cotización superior a la mínima que les corresponde, la reducción mensual es del 80% (sobre los 300 euros mensuales que tendrían que pagar). También se aplica a los 6 primeros meses desde que son dados de alta.
 
2) Autónomos menores de 30 años o mujeres menores de 35 que se dan de alta por primera vez o no lo estuvieron en los 5 años anteriores al RETA. Estas personas tienen una bonificación adicional del 30% sobre la cuota por contingencias comunes. Esto ocurre cuando terminan los primeros 6 meses en los que tienen que pagar 50 euros mensuales. Entonces, y durante un año, tienen un 30% de descuento en las cuotas.
 
3) Trabajadores con un grado de discapacidad igual o superior al 33%, víctimas de violencia de género y victimas de terrorismo. Si se dan de alta por primera vez o no lo estuvieron en los 5 años anteriores en el RETA, cuentan con una reducción a los 50 euros mensuales por la cuota de contingencias comunes durante un año desde que son dados de alta.
 
Si optan por la base de cotización superior a la mínima que les corresponde, la reducción en su cuota es del 80% durante un año desde el momento en que son dados de alta. Cuando se acaba este año pueden optar a una reducción del 50% durante los siguientes 2 o incluso hasta 5 años.
 
4) Trabajadores autónomos de baja por maternidad o paternidad. En este caso no  se tiene que pagar la cuota mensual, la reducción es del 100%. Esto es lógico ya que en ese periodo de baja no se trabaja.
 
5) Conciliación de la vida personal y familiar vinculada a la contratación. Si un trabajador autónomo tiene personas a su cargo, podrá contratar empleados que le apoyen o sustituyan en sus funciones, con el objetivo de continuar con la actividad a la par que con sus obligaciones personales. Para esas contrataciones, el autónomo no tienen que pagar nada en concepto de Seguridad Social. Tienen una reducción del 100% por la cuota de contingencias comunes. Si es a tiempo parcial, la reducción es del 50%. Esto se aplica siempre y cuando esta persona se encargue del cuidado de niños menores de 7 años o familiares en situación de dependencia. Esta reducción dura un año.
 
8) Nuevas altas de familiares colaboradores de trabajadores autónomos. Tienen el 50% de reducción durante 18 meses y 25% durante otros 6 meses.
 
9) Trabajadores autónomos en Ceuta y Melilla en los sectores de Comercio, Hostelería, Turismo e Industria (excepto y Energía y Agua). Si un autónomo es de estas comunidades tiene el 50% de la base de cotización por contingencias comunes para siempre.