LOS FUNCIONARIOS TENDRÁN 3 SEMANAS MÁS DE PATERNIDAD QUE LOS DEMÁS TRABAJADORES Y 11 DÍAS MÁS PARA CUIDAR A FAMILIARES

30 de October del 2018

A partir del próximo 1 de enero, los funcionarios y empleados laborales públicos de la Administración General del Estado (AGE) tendrán tres semanas más de permiso de paternidad que los trabajadores de las comunidades autónomas y los del sector privado. Y 11 días recuperables para cuidar a hijos menores o personas discapacitadas.
 
En concreto, este tipo de funcionarios y empleados públicos (militares, policías, guardias civiles, trabajadores de los ministerios, las cárceles, la Seguridad Social, la Agencia Tributaria o Patrimonio Nacional) dispondrán de ocho semanas frente a las cinco que se invierten hoy, tras la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado de 2018.
 
El avance en esa política de conciliación es hijo de un acuerdo firmado este lunes entre los principales sindicatos y la ministra de Política Territorial y Función Pública, Meritxell Batet. Según el pacto, la ampliación del permiso de paternidad será de ocho semanas en 2019, 12 en 2020 y, para llegar a la equiparación con la mujer, 16 en 2021.
 
Sin embargo, no es exactamente ni lo que el Gobierno ofreció a los sindicatos, ni lo que los funcionarios andaluces tienen firmado. El pasado 8 de octubre, el propio Ministerio de Batet prometió a las centrales sindicales un calendario más ambicioso: nueve semanas (en 2019), 13 (en 2020) y 16 (en 2021).
 
La oferta era por escrito y especificaba que parte de esa baja sería compartida con la de la madre y el resto debería ser empleado por el padre cuando la mujer acabara la suya o si la interrumpía. Es decir, un permiso intransferible, una medida en la línea de las reivindicaciones de los colectivos que llevan años reclamando una igualdad en los permisos.Así, la fórmula obligaría al padre a cuidar a solas a su hijo durante una parte de su baja para «acabar con los factores sociales y culturales que perpetúan un modelo tradicional y desequilibrado de asunción de roles y responsabilidades entre hombres y mujeres».
 
La propuesta fue presentada a los sindicatos el 8 de octubre, pero sólo tres días después, el pacto entre el Gobierno y Podemos para los Presupuestos rebajó la oferta a unas cifras iguales a las que se han firmado este lunes. Es decir, de una fórmula 9/13/16 a otra 8/12/16. «Valoramos el acuerdo porque supone una ampliación de derechos. Pero reprochamos al Ministerio que haya condicionado la negociación al acuerdo alcanzado con Podemos rebajando el alcance del acuerdo», sostiene el sindicato CSIF, el de mayor implantación en el sector público.En Andalucía, la diferencia es aun mayor.
 
La Junta de Susana Díaz firmó en julio con los sindicatos un acuerdo que implica 10 semanas este año, 15 en 2019 y 20 (para el padre y la madre) en 2020. O sea, un funcionario andaluz tiene este año cinco semanas más que cualquier trabajador y el año que viene dos más que uno de la Adminustración General y 10 más que un empleado del universo laboral privado.
 
Los agentes sociales hablan de la Administración no sólo como la empresa más grande del país, sino la que «juega un papel fundamental a la hora de trasladar a la sociedad nuevos derechos», en palabras del CSIF, que advierte de que va a mantener «una posición crítica y reivindicativa hacia el Gobierno» para reclamar el permiso de paternidad de 20 semanas, «en línea con el que hemos firmado con la Junta de Andalucía».«No puede ser de otra manera. Hablamos no sólo de derechos de los padres y madres, sino de los hijos a ser protegidos como establece el Código Civil. Y no puede ser que en un mismo país haya hijos que disfruten de sus padres 40 semanas y otros sólo 32», asegura la central sindical, en referencia al trabajo en adminsitraciones públicas.11 días para cuidado de familiaresAdemás, el acuerdo contempla también que los trabajadores de la Administración General del Estado (AGE) tendrán «un sistema de bolsa de horas equivalente a un 5% de la jornada anual de cada empleado para el cuidado de hijos o hijas menores de edad y para la atención de personas mayores y con discapacidad hasta el primer grado de consanguinidad», añade CSIF. «La utilización de estas horas tendrá carácter recuperable en un plazo máximo de 3 meses y se podrán acumular en jornadas completas», lo que equivale «a hasta 11 días», apunta el sindicato.
 
UGT, por su parte, afirma que esta bolsa «se caracterizará por la flexibilidad en el uso y una declaración responsable de la empleada o el empleado público para su justificación». «Los dos acuerdos implican importantes avances en la conciliación de la vida laboral, familiar y personal. Permitirán más corresponsabilidad y más igualdad entre los empleados públicos de la AGE, para lograr erradicar las brechas de género», explican desde este sindicato.
 
FUENTE: el mundo