MONTORO ENDURECERÁ LA CONCESIÓN DE APLAZAMIENTOS FISCALES

7 de December del 2016

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, avanzó que el Gobierno llevará al Congreso de los Diputados un nuevo plan contra el fraude fiscal que endurecerá el acceso al aplazamiento del pago de impuestos, restringirá los pagos en efectivo y elevará el control sobre las liquidaciones del IVA. Aseguró que estas medidas servirán para elevar los ingresos y cumplir el objetivo de déficit público de 2017.
 
Uno de los efectos de la crisis económica ha sido el incremento sin precedentes de las solicitudes de aplazamiento de impuestos. El número de peticiones pasó de 501.336 en 2007 a más de dos millones en 2013. Y el importe que se pidió postergar superó los 17.000 millones, una cifra inédita. Cristóbal Montoro anunció ayer en un debate sobre la revisión de la amnistía fiscal que el Gobierno adoptará medidas para endurecer la concesión de los aplazamientos de impuestos.
 
En este ámbito, Hacienda ha adoptado ya medidas, aunque en sentidos opuestos. Así, a finales de 2013, la Agencia Tributaria emitió una instrucción interna en la que instó a denegar con carácter general todas las solicitudes de las empresas para aplazar las retenciones del IRPF de sus empleadas. Por otro lado, en octubre del año pasado, el Ministerio de Hacienda elevó de 18.000 euros a 30.000 euros el límite para solicitar moratorias en el pago de impuestos sin necesidad de presentar aval. Ello ha permitido agilizar la concesión de prórrogas fiscales.
 
El ministro argumentó que es necesario endurecer los procesos de aplazamientos fiscales. “No tiene sentido económico que, teniendo la facilidad de crédito, las empresas se financien con la Hacienda de todos”. En cualquier caso, las empresas que obtienen una moratoria fiscal deben pagar a la Administración un interés del 3,75% o del 3% si se ha presentado un aval.
 
El coste financiero se fija en los Presupuestos Generales del Estado y los niveles actuales son los más bajos desde 1973. El Ejecutivo toma como referencia los tipos oficiales del BCE para fijar los tipos de interés de demora y el tipo de interés legal del dinero que se aplican en las operaciones de moratorias fiscales.
 
Montoro también aseguró que el nuevo plan contra el fraude fiscal que el Gobierno llevará al Congreso de los Diputados restringirá los pagos en efectivo. El primero Gobierno de Mariano Rajoy ya prohibió los pagos en metálico superiores a 2.500 euros. Hacienda podría reducir aún más este importe. El ministro de Hacienda aseguró que el nuevo proyecto contemplará un mayor control sobre las liquidaciones de IVA. Montoro insistió en que el Gobierno no tiene intención de subir este impuesto y señaló que, cuando elevó el IVA en 2012, no tenía otra alternativa.
 
El responsable de las cuentas públicas realizó estos anuncios durante el debate con el portavoz de Hacienda de Ciudadanos, Francisco de la Torre. El representante de la formación naranja reclamó que el Gobierno revise la amnistía fiscal para que los contribuyentes tributen al 10% que fijó la legislación por toda la renta aflorada. Montoro sugirió que ha llegado el momento de pasar página y señaló que “el proceso de regularización extraordinaria”, –así denomina al indulto tributario– sirvió para aflorar millones de euros que permanecían ocultos y que actualmente ya están dentro del radar de Hacienda y tributan.
 
El ministro de Hacienda elogió el trabajo que se ha realizado en la lucha contra el fraude y recordó que ha permitido recaudar más de 50.000 millones desde 2012. Resaltó la obligación vigentes desde 2013 de declarar los bienes en el extranjero cuan do superan los 50.000 euros y que ha permitido conocer que los españoles cuentan con 95.000 millones en el exterior.