¿QUÉ ES EL CERTIFICADO DE ORIGEN?

El certificado de origen es un documento probatorio con el que las pymes exportadoras constatan el origen de sus mercancías. Este certificado les permite acreditar en el país de destino el origen de las mismas, para lo que les son aplicadas las medidas de política comercial del territorio aduanero de destino.
 
Entre estas medidas destacan los contingentes, límites cuantitativos, antidumping, antisubversión, etc. De igual modo, también tiene en cuenta medidas de política arancelaria preferencial, como los beneficios en virtud de los acuerdos o los regímenes preferenciales entre territorios aduaneros.
 
Su finalidad se circunscribe al cumplimiento de los requisitos comerciales en el proceso exportador. Ello se debe el origen de una mercancía condiciona su tratamiento arancelario, pudiéndosele negar la entrada a un determinado territorio.
 
Para hacerse con ellos, los interesados han de acudir a su Cámara de Comercio más cercana, puesto que son esta instituciones las reconocidas como expedidoras de certificados de origen no preferencial. En relación a la documentación que se tiene que aportar, es necesario rellenar adecuadamente el certificado, así como aportar las pruebas justificativas que se piden.
 
El certificado de validez no tiene una duración determinada, variando esta según la Cámara de Comercio en la que se expida. Su coste es de aproximadamente 40 euros.