SOLO HAY HUCHA DE PENSIONES PARA UN AÑO

El Fondo de Reserva de la Seguridad Social ya tiene fecha de defunción: diciembre de 2017. Para entonces, y según los cálculos del propio Gobierno en funciones, el déficit acumulado habrá dejado casi vacía la hucha de las pensiones y, por lo tanto, hará imposible el abono de la paga extra de Navidad. Así se extrae del Plan Presupuestario 2017 que el pasado sábado envió el Ejecutivo a Bruselas. En este documento, que se remitió pocas horas antes de que expirase el plazo, se expone que la Seguridad Social registrará un déficit del 1,7% del Producto Interior Bruto (PIB). 
 
Esto, además de incrementar de manera notable el anterior objetivo del 1,1%, provocará una desviación de casi 19.000 millones de euros, es decir, la mayor de la historia. Como consecuencia, el Fondo, que a cierre de 2015 contaba con 32.481 millones, se quedará en poco más de 13.500 millones a finales del presente año. Con esta exigua cifra, la hucha deberá afrontar un ejercicio, el de 2017, en el que el Gobierno estima que el déficit será del 1,4%. Teniendo en cuenta que el PIB ascenderá a 1,157 billones, la nueva desviación superaría los 16.000 millones. O dicho de otra manera, el Fondo se quedaría en números rojos y no podría completar, al menos por sí solo, la paga de final de año.
 
Así, si se confirman estas cifras aportadas por el Ministerio de Economía, que en el caso de 2017 se especifica que son previsiones, se cumpliría lo que en numerosas ocasiones ha advertido la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF): que el actual sistema de pensiones no es sostenible. En alguno de sus informes, este organismo ha señalado que una posible solución es la de financiar las pensiones no contributivas -principalmente, las de viudedad y orfandad- mediante impuestos. 
 
Fuente: El Mundo